Cubanos en Panamá a la espera de ser deportados piden ayuda internacional

February 5, 2017

Con los republicanos en el poder en Estados Unidos, muchos esperan una línea más dura de Washington hacia Cuba en la era de Donald Trump, como el nuevo presidente mismo ha insinuado desde que comenzó su campaña.

 

 Y así, con el acercamiento lanzado bajo el ex presidente Barack Obama amenazado, los inmigrantes cubanos atrapados en Centroamérica se enfrentan a un futuro incierto que podría incluso resultar en la reinstauración de la famosa política de 'pies secos, pies mojado'.

 

Un grupo de 250 inmigrantes cubanos varados en Panamá hablaron con America Mia sobre su deseo de permanecer en el país centroamericano, si Trump no les permite entrar a Estados Unidos.

El fin del la política de pies secos, pies mojados, entró en vigor en enero. Esta política le permitía a los cubanos que pisaran tierra de Estados Unidos quedarse en el país, pero los que eran sorprendidos en el mar, se devolvían a Cuba.

 

El cambio había estado en  negociación por meses. Se anunció abruptamente porque Estados Unidos creía que la advertencia anticipada podría inspirar a miles de personas más a lanzarse al mar con el fin de superar el plazo.

 Estados Unidos y Cuba pasaron varios meses negociando el cambio, incluyendo un acuerdo de Cuba para permitir que los que se fueron a los Estados Unidos regresaran.

 

La inauguración de Trump ha puesto todo en duda. El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que la política de Cuba será "revisada".

 

Por ahora, los migrantes permanecen en tiendas de campaña en su campamento, y tienen poco espacio o recursos. Ellos esperan algo de claridad.

 

"Espero que decidan lo que van a hacer con nosotros, que si no nos quieren, deberían decirlo ahora para que otros países puedan hacer algo con nosotros", dijo el emigrante cubano de La Habana, Leonel Rodríguez.

 

"Por ejemplo, Panamá, que nos ha ayudado y nos ha dado un trato justo,  continúan ayudándonos ... Pedimos (Trump) que nos deje entrar a los que estamos aquí, los que salieron de Cuba, y están en ciertos países, tienen miedo de marcharse porque tenemos miedo de ser deportados, la decisión debe ser hecha y ellos deben decirnos si nos van a aceptar o no ", dijo Rodríguez.

 

Obama, un demócrata, usó órdenes ejecutivas para eludir el antiguo embargo comercial de los Estados Unidos a Cuba y aliviar algunas restricciones en los viajes y negocios. El embargo sólo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos, que es controlado por los republicanos.

 

Trump ha amenazado con desechar la medida para normalizar las relaciones entre Washington y La Habana, una de las iniciativas firmes de Obama en política exterior, si no consigue "un trato mejor con el gobierno cubano“.

 

Muchos de los cubanos dicen que estarían contentos de quedarse en Panamá, incluso cuando se encuentran con pocas opciones o recursos en el campamento.

 

"Nuestro objetivo es llegar a los Estados Unidos pero bueno, con el cierre que estamos viendo, si Trump no hace nada para beneficiarnos, me gustaría quedarme en Panamá, y creo que posiblemente más del 90 por ciento de los Cubanos que están aquí, van a expresar casi exactamente lo mismo que estoy diciendo ", dijo el nativo de Camagüey, Rolando Baxter.

 

"Yo me iría para el Darien a construir un pueblo allí y nos quedariamos allí para trabajar, aunque esté en la selva, pero no volveré a Cuba", dijo Daniel Balcaza, de La Habana, en referencia a una zona subdesarrollada de pantanos y bosques en Panamá.

 

Obama acordó con el presidente cubano Raúl Castro en diciembre de 2014 trabajar para normalizar las relaciones. Desde entonces los dos países han restablecido las relaciones diplomáticas y han firmado varios acuerdos de cooperación.

 

 

Please reload

Los más recientes
Please reload

Mejores Destinos turisticos de America Latina
Please reload

© 2018 by "America Mia". Proudly created by Always Fun Inc.