Madre chilena salva a sus hijas de morir quemadas en incendio de su casa al meterse con ellas en un pozo

January 28, 2017

 Una mujer y sus dos hijas estuvieron una hora acechadas por el fuego y el intenso calor. Un increíble relato de supervivencia.

Así es la conmovedora historia de Silvana García, una madre que salvó a su familia de las llamas escondiéndose junto a sus hijas en un pozo de agua en medio de los incendios forestales, en la localidad de Talcamávida, en la comuna de Hualqui, Región del Biobío.

 

 Todo comenzó cuando el fuego llegó hasta la vivienda del núcleo formado por Carlos -el padre-, Silvana y sus dos hijas, de 9 y 12 años, el cual arrasó con el galpón donde almacenaban 80 sacos de avena y 30 sacos de trigo y donde murió calcinado el caballo de toda la vida del jefe de hogar.

 

El padre de familia combatía el siniestro

Encerrados por el fuego y mientras Carlos incansablemente trataba de detener las llamas frente a su casa sólo con una pala y un rastrillo, la madre tomó una crucial decisión: buscar a las hijas que se habían ido a esconder en una bodega y salvarlas de las inminentes llamas.

 

"Según ellas se iban a salvar adentro de la bodega, como era de cemento estaban encerraditas ahí, y cuando yo vi el fuego, que las llamas venían todas para acá, las fui a buscar" relató Silvana a Cooperativa. 

 

Una decisión salvadora

La mujer rápidamente puso una planchas de zinc en el pozo de dos metros de profundidad, lanzó una cuerda y según narró, "les dije 'sujétense chiquillas del cordel', las pesqué y les dije 'métanse, métanse ahí', yo me metí encima de ellas para poder sostenerlas, porque estaban llorando. Una lloraba y la otra clamaba" agregó.

 Así, agarradas de la soga, permanecieron cerca de una hora acechadas por las llamas y el intenso calor.

Arriba, en la superficie y tras un arduo esfuerzo, el padre de familia logró salvar su casa de las llamas, sin embargo, no logró saber dónde se encontraban sus hijas y su esposa, y cuando pensó que las había perdido, escuchó el sonido de unas latas: las placas de zinc que servía de cortafuego en el pozo.

 

Final Feliz

El hombre movió la placa, sacó a sus dos pequeñas y su esposa con vida y se abrazaron, sanos y salvos.

Un emocionado Carlos dijo a Cooperativa que "estoy súper contento porque Dios me dio tanta fuerza que yo no salí de allí, del fuego, debajo de las llamas, y rescaté mi casa. Siento amor por ella y que Dios me las salvó, me salvó a mi y a mis hijas, la riqueza que tenemos".

 

 

Please reload

Los más recientes
Please reload

Mejores Destinos turisticos de America Latina
Please reload

© 2018 by "America Mia". Proudly created by Always Fun Inc.