Castro visita México

November 6, 2015

El gobernante cubano Raúl Castro y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

 

La visita de Raúl Castro a Mérida, Yucatán, podría tener consecuencias inmediatas para el flujo migratorio entre Cuba y Estados Unidos.
En estos momentos México es testigo de un incremento considerable en entradas al país de inmigrantes cubanos que llegan por la frontera sur y utilizan el suelo mexicano como puente para pasar a Estados Unidos.

 Según las cifras oficiales del gobierno mexicano, en el año fiscal 2014 arribaron a México 1,871 inmigrantes cubanos, la mayoría de los cuales recibieron un salvoconducto para atravesar el país hasta la frontera con Estados Unidos y abandonarlo en un término de 20 días.
Según cifras citadas por el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas, solo en los primeros 10 meses del 2015, a México llegaron 9,149 cubanos provenientes de la frontera con Guatemala. En estos momentos el flujo aumenta por día. El propio comisionado Vargas dijo recientemente que el día 2 de noviembre llegaron al estado de Chiapas 300 cubanos en un solo día.

 Aún no se han hecho público los detalles del llamado “Memorándum de Entendimiento en Materia Migratoria para garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro entre ambos países”. Este acuerdo fue firmado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez y el Secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio durante la visita oficial del gobernante cubano Raúl Castro a Mérida.  Aunque no se conocen los pormenores, los analistas del tema aseguran que este acuerdo no traerá buenas noticias para los cubanos que usan a México como puente para llegar a Estados Unidos.

  El notable incremento del número de  emigrantes cubanos en México está en relación directa al anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, hecho oficial el 17 de Diciembre del 2014. Este anuncio desató el temor entre los cubanos de que la ley de ajuste y la política de “pies secos, pies mojados” puedan haber entrado en su fase de extinción. A esto se le suma que ya en el Congreso de Estados Unidos se han presentado proyectos de leyes destinados a eliminar el “Acta de Ajuste cubano” o a enmendarla.
Para los oídos atentos de los cubanos la situación es clara. O se apuran por llegar a Estados Unidos o se quedan en la otra orilla. Esa es la conclusión a nivel de calle.
Desde hace varios años el flujo de inmigrantes cubanos a Estados Unidos cambio su ruta del Estrecho de la Florida a la frontera con México. Esta visita de Raúl Castro a México y la firma del Memorándum de entendimiento en Materia Migratoria podría revertir esta situación.
Si la cosa se les pone mala a los cubanos para atravesar México y las autoridades de ese país le crean nuevas trabas, el flujo una vez más podría desviarse hacia la frontera marítima que comparten Cuba y Estados Unidos, el Estrecho de la Florida.
 Esta frontera liquida ha sido escenario de migraciones masivas de cubanos hacia Estados Unidos. Desde la llamada flotilla de Camarioca en los años sesenta, pasando por el éxodo del Mariel en 1980 que trajo 125,000 mil cubanos a Estados Unidos o la estampida después del llamado Maleconazo en 1994, en la que se lanzaron al mar unas 37,000 personas tratando de llegar a Estados Unidos.

 Otro indicativo de esta posibilidad es el aumento en el flujo de los “balseros” que se lanzan al mar en precarias embarcaciones para tratar de llegar a tierra en Estados Unidos. Si son interceptados antes de que pisen tierra son devueltos a Cuba. Esta es la llamada “política de pies secos y pies mojados” establecida por la administración Clinton después del éxodo masivo del anos 1994.
En el año fiscal que concluyó en septiembre del 2015, habían sido interceptados 4,462 balseros cubanos. Aquí no se cuentan los que lograron pisar tierra y se acogieron a la Ley de Ajuste Cubano. En el año fiscal 2014 fueron interceptados 1,561 y en el del año fiscal del 2013, fueron interceptados 1,357. La cifra va en constante aumento.
Ahora la situación es distinta, las condiciones históricas son distintas y la relación con Estados Unidos es distinta, pero una cosa permanece igual. El gobierno cubano ha cambiado muy poco en sus premisas políticas, económicas y sociales y al cubano de a pie las relaciones con Estados Unidos no le han traído mejoras en su diario vivir. Esto hace que el incentivo para emigrar con urgencia se acreciente. Las  medidas que ya han sido anunciadas sirven de base a las conjeturas de las que están por venir.
Si México cierra las puertas el Estrecho de la Florida podría convertirse, una vez más, en la principal válvula de escape para los cubanos.   

Tags:

Please reload

Los más recientes
Please reload

Mejores Destinos turisticos de America Latina
Please reload

© 2018 by "America Mia". Proudly created by Always Fun Inc.